A cuidar a nuestras familias en esta temporada de calor

Share Button

Mérida, Yucatán.- Evitar exponerse al sol o realizar actividades físicas durante las horas de mayor radiación, entre las 11:00 y 16:00 horas; aumentar el consumo de líquidos y vestir ropa ligera y de colores claros, así como utilizar sombrero o sombrilla, son algunas de las recomendaciones para evitar afectaciones por las altas temperaturas que se presentan en el estado.




La Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) llama a la población a elegir las primeras horas del día para llevar a cabo las actividades deportivas y al aire libre durante esta temporada, que abarca desde la tercera semana de marzo hasta la tercera semana de octubre, con la finalidad de prevenir padecimientos a causa al clima caluroso.

En este periodo las personas se vuelven más propensas al agotamiento, quemaduras solares e infecciones gastrointestinales por alimentos en mal estado. Esto último se debe, principalmente, al aumento de la susceptibilidad de la comida a la contaminación y al deterioro, por lo que sugiere ?desinfectarse las manos antes de comer y después de ir al baño, al igual que lavar con agua y jabón, usar cloro o plata coloidal para enjuagar frutas y verduras que se ingieran crudas.

De igual manera, como medida de precaución ante la posible presencia de patologías transmitidas por agua y alimentos, incluyendo el cólera, la SSY indica consumir agua clorada, hervida o desinfectada, consumir la comida inmediatamente después de su preparación para evitar su descomposición y nunca permanecer dentro de un vehículo cerrado por tiempos prolongados.

Asimismo, convoca a mantener especial atención en la población más vulnerable a estas alteraciones, que son las niñas y niños menores de seis años de edad, adultos mayores de 65 y personas con sobrepeso, problemas en las glándulas sudoríparas, afecciones del corazón y en estado de deshidratación, además de aquellas que están bajo algún tratamiento médico, usan demasiada ropa e ingieren bebidas alcohólicas.

En caso de quemaduras por la exposición solar o algún tipo de luz ultravioleta, la dependencia aconseja ir al médico, tomar una ducha, eliminar las grasas que obstruyen los poros y evitan que el cuerpo se refresque, cubrir las ampollas con gasas estériles y secas. En lo que respecta a los golpes de calor, es una situación en la que el cuerpo deja de mantener la temperatura a 37 grados centígrados, llegando a los 40 o más, lo que ya es considerado una emergencia médica y requiere atención inmediata.

Debido a que la Península de Yucatán y la costa del Pacífico son las zonas donde el termómetro tiene los registros más altos, desde el 2000 se da seguimiento a los efectos en la salud del calor y frío extremos. Asimismo, se realizan campañas preventivas con el objetivo de reducir los riesgos y daños por diarrea, cólera y otros padecimientos relacionados.

Fuente: Diario de Campeche




Share Button

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.