Aguas del río Balsas, sin ninguna contaminación

Share Button

No causa daño a la salud, señalan autoridades

Tania Nereida Catalán
Chilpancingo, Gro.

Autoridades del gobierno estatal y federal notificaron a los pobladores del río Balsas que mediante un estudio al agua no observaron daños a la salud por causas asociadas al vital líquido, así como ninguno de los reactivos resultó nocivo para la vida acuática o la salud humana.
Este martes, autoridades de las comisarias ejidales colindantes del río Balsas sostuvieron una reunión con personal de la Secretaría de Salud, Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG) y la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (COPRISEG), para informarles los resultados que se obtuvieron gracias al informe de acciones y estudios realizados en la cuenca del río Balsas (Mezcala).




El titular de la Secretaría de Salud en Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, informó que autoridades del gobierno federal y estatal ya informaron a los comisariados ejidales que no existe contaminación alguna al agua del río Balsas, por lo que establecieron convenios para garantizar el suministro de cloro a los sistemas, monitorear la calidad del vital líquido y eliminar las descargas de aguas negras al río.
De la Peña Pintos declaró: “este informe se realizó del 29 al 31 de marzo, donde mediante muestreos en cinco sitios del Río Balsas, uno de los más largos del país, cuya cuenca comprende los estados de Morelos, Tlaxcala, Guerrero, Michoacán, Puebla, Estado de México, Oaxaca y Jalisco, se hicieron análisis fisicoquímicos, biológicos, toxicológicos y de metales pesados, la plática que sostuvimos hoy la hicimos teniendo presentes a representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos”.
Los resultados presentados en esta reunión, en cuanto a metales pesados tóxicos en algunos no se detectaron y en los que sí están dentro de los límites permisibles para la protección de la vida acuática. Hubo ausencia de cianuros y en ningún caso de detectó toxicidad ni sustancias peligrosas en el agua.
También se indica en el estudio la presencia de aguas residuales, lo que confirma los coliformes detectados por la COPRISEG, no obstante estos parámetros por sí solos no representan riesgos para la vida acuática.

El funcionario estatal mencionó que dentro de las acciones emprendidas se atendieron 17 localidades de 5 municipios, donde personal de verificación y técnicos sanitarios dieron información a más de mil 221 amas de casas, se entregaron 820 frascos de plata coloidal.
Se proporcionó asistencia técnica sobre cloración a 11 responsables de operar sistemas de agua, haciendo entrega de 145 kg. de hipoclorito de calcio, 440 lt. de hipoclorito de sodio, 300 pastillas de DPD y 2 Kits para monitoreo de cloro.
Carlos de la Peña mencionó que la paraestatal participó en 33 brigadas integradas por un total de 165 personas, entre médicos y enfermeras; se dieron 106 pláticas por parte de personal de promoción de la salud y de la COPRISEG, se distribuyeron mil 158 trípticos y se proyectaron videos, además de distribuir medicamentos en unidades de salud.
INFORME
El informe dado a conocer señala las siguientes conclusiones
• No se observaron daños a la salud por causas asociadas al agua del río Mezcala y ninguno de los parámetros determinados en los estudios realizados resulta nocivo para la vida acuática o la salud humana.
• Mantener la cloración en los sistemas formales de abastecimiento de agua, la que deberá realizarse en los tanques de almacenamiento.
• Dar tratamiento de desinfección del agua a nivel intradomiciliario, hirviendo el agua acarreada de los manantiales.
• Establecer convenios Conagua, Secretaría de Salud, CAPASEG y municipios, para garantizar el suministro de cloro a los sistemas y el monitoreo permanente de la calidad del agua.
• Mantener el Fomento de los 6 Pasos de Salud con Prevención, a través de las unidades de salud.
• Acordar con los municipios de la cuenca del Alto Balsas, las acciones para el establecimiento de sistemas de tratamiento y eliminar las descargas directas al río.
De acuerdo con los resultados presentados en esta reunión, en cuanto a metales pesados tóxicos en algunos no se detectaron y en los que sí están dentro de los límites permisibles para la protección de la vida acuática. Hubo ausencia de cianuros y en ningún caso de detectó toxicidad ni sustancias peligrosas en el agua.
En cuanto a sulfatos y sulfuros el resultado arroja que están arriba de los límites permisibles, y que se debe a la descomposición de materia orgánica sin oxígeno. En cuanto al impacto se acentúa que los sulfuros no son peligrosos y la vida acuática no se ve afectada.
También se indica en el estudio la presencia de aguas residuales, lo que confirma los coliformes detectados por la COPRISEG, no obstante estos parámetros por sí solos no representan riesgos para la vida acuática.
En el informe se detallaron las siguientes actividades desarrolladas desde el 21 de marzo, de manera inmediata a esta situación presentada por los comisarios de las localidades ubicadas al margen del río.

Fuente: Redes Del Sur




Share Button

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.